domingo, 26 de agosto de 2012

HISTORIA



Al cine historia de la mujer que utilizaron para legalizar el aborto en USA.  NWO: las ‘Pussy Riot’ condenadas por “vandalismo y odio religioso”. Lech Walesa apoya que se aclare muerte de Payá y la Viuda de Payá denuncia persecución del gobierno comunista. Sacerdote persigue en ropa interior a un niño. Obispo creó red de falsificación de documentos para esconder hebreos. «Vidal piensa erróneamente que los Papas pueden alterar algo definido infaliblemente». Citan comentario de Tornielli eliminado de la red: «Fellay ya había firmado» el preámbulo original.

Editó: Lic. Gabriel Pautasso

(Reseña publicada por ACI Prensa el 9 de mayo de 2011)

“Doonby” es la película del director Peter McKenzie, un thriller psicológico que narra la historia de Sam Doonby, un misterioso hombre que aparece en un pequeño pueblo de Texas para evitar terribles desgracias, y ofrece como telón de fondo un profundo cuestionamiento sobre todo lo que se puede perder con el aborto.
En este filme independiente, que aún no encuentra distribuidora en Estados Unidos, Sam Doonby es interpretado por John Schneider. Su personaje llega a bordo de un bus a Smithville y pronto se hace famoso por su talento musical.
Sam siempre parece estar en el lugar correcto en el momento adecuado para prevenir posibles desastres, pero debido a la envidia y la desconfianza de algunos, comienzan a indagar sobre su pasado y se llevarán muchas sorpresas.
Sus productores afirman que la película es una mezcla entre “Sexto Sentido” y la clásica “Qué bello es vivir”.
Mackenzie, director y guionista, pensó en rodar Doonby hace más de 15 años y asegura que su intención es que la gente se cuestione sobre cómo la vida de cada persona puede afectar a los que le rodean.
En el filme debuta como actriz en un pequeño papel, Norma McCorvey, la mujer que impulsó la despenalización del aborto en Estados Unidos y luego se convirtió en defensora de la vida y abrazó el catolicismo.
Según informó The Hollywood Reporter, McCorvey actúa como una anciana que aconseja a una joven embarazada para que no aborte.

(Entrevista realizada en enero del 2003 y transcrita de CRONICA. El Mundo (Panamá)


Norma McCorvey en 1973 utilizada injustamente; hoy en día lucha por la Verdad.

El 22 de enero de 1973, el Tribunal Supremo de Estados Unidos reconoció el derecho al aborto de Jane Roe, nombre ficticio para proteger a Norma McCorvey, una veinteañera de Dallas, soltera, pobre, maltratada y con adicción a las drogas. Texas estaba entre los estados que entonces condenaban con hasta cinco años de prisión a la mujer que abortara. La sentencia Roe contra Wade llegó demasiado tarde para que la joven interrumpiera su embarazo, pero su caso extendió el derecho al aborto a todo el país. 
Treinta años después, Norma McCorvey, que ahora tiene 55, se ha pasado al frente pro-vida y reniega de todo su pasado; se ha convertido al catolicismo y ha fundado un grupo antiaborto llamado Roe no more (Roe nunca más).«Todo cambió cuando me convertí al cristianismo», explica Norma a CRONICA por teléfono. Habla despacio, con voz cansina, desde su asociación en Dallas. 
—¿Por qué motivo abandonó la causa que defendió durante 20 años? 
—Simplemente entendí que no se puede tomar la vida de un niño y matarlo, eso no es para los que creemos en Dios. La primera vez que fui a la iglesia, un sábado por la noche acompañada de dos niñas pequeñas, sentí que tenía que pertenecer a esa comunidad y renegar de todo. 
—¿Se arrepiente de todo lo que hizo en su vida anterior? 
—Por suerte, yo no llegué a abortar. Ahora aconsejo a mujeres desesperadas. Mi misión en la vida es ayudarlas y evitar que aborten. 
—¿No admite el derecho al aborto en absoluto, ni siquiera en casos de violación o peligro para la vida de la mujer? 
—No, no hay ninguna diferencia. De cualquier forma, sigue siendo un asesinato. 

Norma McCorvey no es la única que ha cambiado. Aunque, según las encuestas, la mayoría de los americanos no quiere que haya marcha atrás, los portavoces de las asociaciones abortistas dicen estar perdiendo la batalla. Una sentencia que invalide el derecho al aborto a escala nacional puede estar cada vez más cerca. 
Durante 17 años, McCorvey permaneció en el anonimato. Dio a su hijo en adopción e intentó seguir adelante. Para los grupos pro-aborto, ella era una heroína; para el frente antiaborto, el símbolo de la degradación del país. 
Sólo en los 80 desveló el misterio de quién era Jane Roe. Entonces escribió un libro y se volcó activamente en la defensa del derecho que ella había conseguido para todas las americanas. Incluso, trabajó en clínicas abortivas como consejera. 
En ese tiempo, según cuenta ahora, intentó varias veces el suicidio y se dio a las drogas por el cargo de conciencia de haber sido la causa de «la pérdida de tantas vidas». 
En 1995, Norma dio un giro radical a su vida y sorprendió a los activistas de las dos partes. Se bautizó y se unió a un grupo cristiano antiaborto llamado Operación Rescate. Norma entró en contacto con ellos cuando la asociación abrió una delegación justo al lado de la clínica donde trabajaba. Un cura le cambió la vida, y ella decidió abjurar de todo lo que había sido en las últimas cuatro décadas. 
Incluso de su lesbianismo. Norma ha vivido durante estos 30 años con Connie Gonzales, su única pareja hasta que las dos se convirtieron al catolicismo. Siguen compartiendo vida y profesión, pero Norma ahora ve la homosexualidad como un pecado. 
Connie controla de cerca todos los movimientos de Norma, es su sombra constante. La protege de la prensa, de las críticas y de lo que haga falta. 
Filtra sus llamadas y básicamente vive para ella. Es tan radical en sus posiciones como Norma. «Cuando pasó lo que pasó, no había grupos como nosotras que ayudaran a las mujeres», explica Connie sobre Texas, uno de los estados más conservadores del país. 
Según ella, Norma cayó en las garras de las abogadas pro-abortistas porque no había médicos ni activistas que le dieran apoyo. «En este país, ahora todo el mundo cuida de las mujeres como ella, a la gente le importa y defiende la vida. No sé cómo es en el resto del mundo», concluye Connie, con tono escéptico. «Soy ex lesbiana, ex pro-abortista, ex Jane Roe», dijo Norma en un documental. «Soy una ex de todo, parece que cuanto mayor soy, más ex me vuelvo». 
Como justificación de sus años de activismo pro-aborto, asegura que fue manipulada por «abogadas ambiciosas» que utilizaron a una chica desesperada para hacerse famosas y conseguir sus propósitos, y que después la abandonaron. 
Era 1969, ella estaba sola, había dejado el colegio y ya había dado hijos en adopción. Las abogadas Sarah Weddington y Linda Coffee la convencieron para que denunciara al fiscal de Dallas, Henry Wade, y luchara por su derecho a abortar en Texas. Y así nació Roe contra Wade: según Norma, un cúmulo de mentiras. Les dijo a sus abogadas que la habían violado, con la intención de que la Justicia fuera más rápida en su caso. Años después, confesó que no era cierto: su embarazo fue fruto de «una simple aventura», según declaró en una entrevista televisiva en el 25 aniversario de la sentencia. 
A principios de los 90, comenzó a desilusionarse de las campañas y de la clínica; no soportaba la presión de todas las mujeres que se le acercaban a darle las gracias por haber permitido que ellas pudieran abortar. Cuando empezó a trabajar con el grupo católico, toda su vida hasta el momento le pareció un error. «Se cayó del póster de símbolo del aborto, y fue directa a los brazos de Dios», explica un activista católico en la página web de Roe no more. Así, Norma se convirtió en portavoz de su causa y publicó un nuevo libro desde el frente contrario, Won by Love. 
Hace cinco años, declaró en el subcomité constitucional dirigido por John Ashcroft, entonces senador y activista antiaborto que recogía testimonios para combatir la decisión del Tribunal Supremo. «Éste es el aniversario de una tragedia», dijo el hoy fiscal general de Estados Unidos. «Se han perdido 37 millones de vidas de niños que nunca conocerán el calor del abrazo de un padre o la fuerza del cariño de una madre». 
Norma McCorvey dice rezar cada año que pasa para que no llegue el siguiente aniversario. El próximo miércoles hará lo mismo, pero ahora sus deseos tienen más posibilidades de cumplirse. 
Las encuestas sobre la aceptación popular del derecho al aborto varían entre el más del 60%, según NARAL, grupo abortista, y el 46% que The Economist publica esta semana en su radiografía de las actitudes americanas. 
El “National Right to Life Committee”, la principal organización antiabortista –tiene más de 3.000 delegaciones abiertas a lo largo y ancho del país– confía en que queden pocos aniversarios por delante. Raimundo Rojas, portavoz del grupo, asegura que «en un par de años, la situación puede cambiar; la gente y los políticos están con nosotros, la tecnología ha permitido que veamos la fotografía del feto… nos lo ha acercado como ser humano». 
La portada de la página web del lobby pro-vida es la imagen de un feto, acompañada de la frase: «Yo soy un americano». Patriotismo y anti-aborto en una combinación perfecta.

***



Las autoridades rusas quieren convencer que de pronto son “grandes defensoras de la fe”… menos de la Fe Católica, por supuesto.

VÍDEO MARKETING POLÍTICO

Cuando se trata de la Nueva Iglesia Ecuménica Mundial que se está conformando en todo el orbe, las autoridades del Nuevo Orden Mundial (NWO) defienden frenéticamente a su rey y a su nueva religión,  personificados en este caso por el KGB Vladimir Putin y la cismática iglesia “ortodoxa” rusa.
Previo a esta información se presenta un vídeo de una “fan” de las Pussy Riot quien en protesta derriba una hermosa Cruz, pero con una evidente preparación mediática, con el obvio fin de enardecer a los creyentes y a los crédulos en la “bondad de  las autoridades rusas” que castigan a las blasfemas y defienden la fe y el orden.
Esta campaña pretende hacer olvidar que Vladimir Putin desciende de la KGB y de una extensa dinastía de asesinos anticristianos.
Se recomienda prudencia para ver este horroroso vídeo, el cual se editó, pero es evidencia del engaño que pretenden acabemos aceptando los cristianos.
(Transcrita de Religión Digital)

Las integrantes del grupo punk Pussy Riot han sido halladas culpables de un acto de “hooliganismo” por dar un concierto en una catedral de Moscú y condenadas a dos años de cárcel.
Según la sentencia dictada este 17 de agosto de 2012, el grupo de rock efectuó “un acto criminal” y mostraron una “total falta de respeto” por haber dado un concierto en una catedral en Moscú.
El fiscal habia pedido tres años de cárcel para Nadia Tolokónnikova (22 años), Yekaterina Samutsevich (30 años) y María Alejina (24 años) y la juez Marina Soryva lo ha dejado en dos.
Las Pussy Riot, que habían realizado algunas performances en Moscú, penetraron en la catedral de Cristo Salvador de la capital rusa el 21 de febrero de 2012.
Tras encaramarse al altar del templo intentaron cantar unas coplas contra Vladímir Putin, por entonces candidato a la presidencia de Rusia, en la que denunciaban su estrecha relación con los jerarcas de la Iglesia Ortodoxa.
Las integrantes del grupo, cinco en total, iban vestidas con trajes chillones y enmascaradas con gorras de lana a modo de pasamontañas.
La juez considera probado que las integrantes del grupo Pussy Riot, “en circunstancias no determinadas llegaron a un acuerdo delictivo con el objetivo de cometer una infracción grave del orden social, que expresa un irrespeto evidente por la sociedad.”
Poco antes del juicio, varias personas fueron detenidas junto al tribunal moscovita.
Entre los detenidos, que exigían la puesta en libertad de Nadezhda Tolokónnikova, Yekaterina Samutsévich y María Aliójina, se encuentra Gari Kaspárov , líder de la oposición rusa, como han denunciado muchos periodistas y activistas en la red social twitter.
“En vista de todas las circunstancias, prácticamente no hay ninguna esperanza”, había declarado Nikolái Pólozov, uno de los abogados de las cantantes a radio Svoboda (Libertad), a la pregunta de si se esperaba la absolución.
Las tres detenidas en aquella acción del pasado 21 de febrero de 2012, Nadia Tolokonikova, Maria Aliojina y Ekaterina Samutsevich se enfrentaban a tres años de cárcel por haber vociferado ”¡Mierda sagrada! ¡Madre de Dios, llévate a Putin!” mientras bailaban encapuchadas dentro del templo junto a otras dos integrantes que no fueron identificadas.
Las chicas han negado haber cometido ningún delito, pero han pedido perdón a los cristianos que hayan podido sentirse ofendidos.
El defensor del Pueblo de Rusia, Vladímir Lukin, dijo ayer que había hablado del tema con Vladímir Putin en una conversación privada y que éste le ”había escuchado”.
Representantes de la oficina del defensor del Pueblo han asistido a las sesiones del juicio, que ha transcurrido de forma muy acelerada y sin que las acusadas tuvieran tiempo de leer los ocho tomos de la acusación.
Hasta los musulmanes rusos han reaccionado después de que Putin los involucrara en el asunto al decir que si las chicas hubieran profanado algún lugar sagrado musulmán, “no hubieran tenido tiempo siquiera de protegerlas”.
Si las chicas hubieran cantado su oración punk en una mezquita “las hubieran dejado ir con Dios”, dijo el imam de la mezquita de Al Dzhuma de Vólogda, Nail Mustafin, en una entrevista con Moskovski Komsomolets.
El imam afirmó que no se sorprendería si a las Pussy Riot las condenaran a ser quemadas en la hoguera por herejes en la Plaza Roja.

***

 Lech Walesa

(Transcrito de ACI Prensa)

Lech Walesa, líder católico que contribuyó con la caída del comunismo en Polonia, afirmó que apoya los esfuerzos del Movimiento Cristiano Liberación (MCL) para que una comisión internacional investigue la muerte de Oswaldo Payá Sardiñas.
En una carta enviada a Ofelia Acevedo, Walesa reiteró sus condolencias por el fallecimiento de Payá y criticó la falta de información que permita a la familia conocer la verdad sobre qué sucedió el 22 de julio.
“Es difícil calmar al dolor y resignarse a la pérdida de un ser querido. Es difícil comprender el sentido de este sufrimiento, cuando a la familia se le niega conocer la verdad sobre las circunstancias de la muerte del cercano. La falta de las informaciones oficiales, el negar el contacto con los participantes del accidente, despierta dudas sobre la versión de los acontecimientos, presentada en los medios de difusión masiva en Cuba”, señaló.
“Es por esto que yo estoy apoyando los esfuerzos Suyos y los del MCL por abrir la investigación transparente y por convocar a una comisión internacional que investigue las circunstancias del accidente“, afirmó en la carta firmada el 31 de julio en Gdansk (Polonia).
En el texto, Walesa lamentó no haber conocido personalmente al fundador del MCL para expresarle su admiración “por su valentía y su extraordinaria fuerza espiritual”. Sin embargo, afirmó que Payá siguevivo en su memoria y confía en que suceda lo mismo con las personas “para los cuales la libertad y los derechos humanos son un valor fundamental”.
“Oswaldo ha hecho algo excepcional – ha logrado no sólo integrar a la oposición dividida, sino también ha convencido a la sociedad de que los cambios son posibles”, señaló.
Walesa, Premio Nobel de la Paz en 1983, dijo que sabe lo difícil que es “superar al miedo, romper al marasmo y la apatía de la gente que vive en un país totalitario, donde no existe la libertad. Yo sé qué difícil es luchar por los ideales, cuando en la vida cotidiana uno enfrenta la incomprensión, la enemistad, la agresión”.
“Qué fácil es renunciar a los objetivos de uno cuando el régimen propone privilegios y una vida cómoda. Oswaldo jamás ha escogido el camino más fácil. Con obstinación y en contra a las dificultades, frecuentemente encontrando al rechazo y al odio, estaba realizando su objetivo más querido, único: Cuba libre y justa, hacia a la cual quería llegar por la vía pacífica”, afirmó.
Lech Walesa fue un líder católico que encabezó la lucha pacífica contra el comunismo en Polonia con el sindicato obrero Solidaridad. Tras la caída del comunismo, fue elegido Presidente de este país de 1990 a 1995.

CARTA COMPLETA:

Lech Wałęsa

La ciudad de Gdańsk, el 31 de Julio del 2012

Señora Ofelia Acevedo

Movimiento Cristiano Liberación

La Habana, Cuba

Estimada Señora:

Otra vez más le ruego acepte mis condolencias con motivo de la muerte repentina de Oswaldo. Ante la tragedia, siento que todos los que hemos sido conmovidos, somos una familia – nos une la fe en las ideas y valores, cuyo propagador fue Oswaldo; nos une la preocupación por la obra creada por él; nos une también la esperanza sobre qué nueva Cuba, por la cual estuvo luchando Oswaldo, finalmente va a ser la realidad.
Oswaldo ha hecho algo excepcional – ha logrado no sólo integrar a la oposición dividida, sino también ha convencido a la sociedad de que los cambios son posibles. Yo sé qué difícil es superar al miedo, romper al marasmo y la apatía de la gente que vive en un país totalitario, donde no existe la libertad. Yo se qué difícil es luchar por los ideales, cuando en la vida cotidiana uno enfrenta la incomprensión, la enemistad, la agresión. Qué fácil es renunciar a los objetivos de uno cuando el régimen propone privilegios y una vida cómoda. Oswaldo jamás ha escogido el camino más fácil. Con obstinación y en contra a las dificultades, frecuentemente encontrando al rechazo y al odio, estaba realizando su objetivo más querido, único: Cuba libre y justa, hacia a la cual quería llegar por la vía pacífica.
Lamento que nunca he tenido la oportunidad de encontrarme con Oswaldo y personalmente expresarle mi admiración por su valentía y su extraordinaria fuerza espiritual. Pero Oswaldo, aunque ha fallecido, en mi memoria se queda vivo para siempre. Confío que va a quedar vivo en la memoria de todos, para los cuales la libertad y los derechos humanos son un valor fundamental.
Es difícil calmar al dolor y resignarse a la pérdida de un ser querido. Es difícil comprender el sentido de este sufrimiento, cuando a la familia se le niega conocer la verdad sobre las circunstancias de la muerte del cercano. La falta de las informaciones oficiales, el negar el contacto con los participantes del accidente, despierta dudas sobre la versión de los acontecimientos, presentada en los medios de difusión masiva en Cuba. Es por esto que yo estoy apoyando los esfuerzos Suyos y los del MCL por abrir la investigación transparente y por convocar a una comisión internacional que investigue las circunstancias del accidente.
Les aseguro también sobre mí oración.

Lech Walesa

***

(Transcrito de ACI Prensa)

Ofelia Acevedo, viuda de Oswaldo Payá y nueva líder del Movimiento Cristiano Liberación (MCL), criticó que el Gobierno cubano vaya a pedir siete años de prisión para Ángel Carromero, acusándolo de provocar la muerte de su esposo y del activista Harold Cepero.
Según informó este miércoles Martí Noticias, fuentes diplomáticas de La Habana señalaron que la Fiscalía pedirá siete años de prisión para el español Ángel Carromero acusándolo de homicidio involuntario por, supuestamente, conducir a excesiva velocidad el vehículo donde viajaban los opositores.
“Nosotros desde el primer momento dijimos que no aceptábamos la versión oficial y por tanto tampoco aceptábamos los cargos que querían imputarle a Carromero derivados de esa versión oficial, esa es nuestraopinión, de la familia, y que hemos hecho pública desde el primer momento”, afirmó este jueves Acevedo a Actualidadradio.com.
En ese sentido, reiteró que la información que ella maneja es que la muerte de su esposo fue provocado por otro vehículo y que se enteró a través de un mensaje de texto que recibió desde España, “ese día a las 3 y 18 de la tarde”.
“Ellos me están diciendo aquí que fueron embestidos y sacados de la carretera. Me están diciendo que viajaban 4 personas, porque allá en Madrid inicialmente conocían de los dos extranjeros pero no sabían que viajaban dos personas más y mucho menos que esas dos personas eran Oswaldo y Harold”, indicó.

Continúa acoso

Por su parte, Rosa María Payá Acevedo, hija de Oswaldo Payá, denunció este lunes que el Gobierno de Raúl Castro sigue acosando a su familia tal como lo hacía cuando su padre se encontraba vivo.
“El viernes pasado, un auto lada azul, de la Seguridad del Estado con chapa HS 3133 seguía a mi hermano mientras conducía nuestra VW por el barrio del Cerro,” detalló en la página digital del Movimiento CristianoLiberación.
“El auto que le seguía estaba manejado por un mayor de uniforme que viajaba junto con dos oficiales de la Seguridad del Estado”, añadió la joven, que responsabilizó al régimen comunista de lo que pueda suceder con su familia.

***


 Foto del sátiro encontrado “in fraganti”…

(Transcrito de RT)

El sacerdote Ángel Armando Pérez, reverendo de la ciudad de Woodburn en Oregón (EE.UU.), intentó abusar presuntamente de un menor de 12 años al que perseguía por la calle en ropa interior.
Según las autoridades locales, una pareja encontró al menor corriendo por la calle en plena medianoche perseguido por el cura.
Heather Rodríguez, el hombre que socorrió al niño, contó a las autoridades que el sacerdote le exigió que le devolviera al niño.
El menor aseguró que estaba durmiendo en el hogar del reverendo y se despertó porque este empezó a tocarle los genitales y a hacerle fotos.
Pudo escapar y salir corriendo a la calle donde fue rescatado por Healther Rodriguez. Al parecer los padres del niño dejaron a su hijo en casa del sacerdote porque al día siguiente se iban a escalar.
El menor contó también que durante la tarde Ángel Armando Pérez estuvo bebiendo mucha cerveza y le había ofrecido a él mientras veían una película.
El sacerdote afronta cargos de abuso sexual de primer grado y de conducta sexualmente explícita con un menor.

***

(Noticia transcrita de Romereports.com)

El título de “Justo entre las Naciones” que concede el memorial Yad Vashem sobre el Holocausto reconoce a no-judíos que arriesgaron su vida durante la Segunda Guerra Mundial para ayudar a los hebreos. 
Más de 500 justos proceden de Italia. Dos de ellos desarrollaron una red clandestina para ayudar a judíos conocida como “La Red de Asís”.
Durante la ocupación nazi de Italia y la persecución de judíos, el obispo Giuseppe Placido Nicolini pidió al padre Aldo Brunacci  que los escondiera en monasterios y conventos. 
A muchos proporcionó documentación falsa, diciendo que eran del sur de Italia, de una zona que ya había sido liberada por las fuerzas estadounidenses. Eso hacía difícil a los nazis verificar la documentación. 
Los sacerdotes contaban con la ayuda de los lugareños para imprimir documentos falsos y ayudarles en su huida.
Cientos de judíos recibieron la ayuda de la Red de Asís. Por su valentía, Monseñor Nicolini y el padre Brunacci fueron reconocidos como “Justos entre las Naciones” en 1977. Otros miembros de la Red de Asís también han sido reconocidos en los últimos años por el riesgo que asumieron para ayudar a otros. ”

***



Pérez Bustamante: “a la basura cualquier comentario que sugiera, siquiera indirectamente, que el Concilio Vaticano II o los últimos Papas han cambiado sustancialmente la doctrina”.

Muy interesante editorial ha liberado Luis Fernando Pérez Bustamante, director y quizá único colaborador de InfoCatólica, quien se define a sí mismo -modestamente-:
“Seglar, casado y padre de tres hijos. Dedicado durante años a la apologética católica en foros, chats y blogs de internet, en la actualidad es director de InfoCatólica”.

Resulta valiosa la lectura del caso donde critica la postura de José Manuel Vidal, titular de Religión Digital,  quien relativiza, como los lefebvrianos, la infalibilidad papal.

Pero al terminar la lectura surge la gran pregunta que todos  los católicos nos haríamos: ¿y qué del Concilio Vaticano II y las continuas variantes en la Fe desde Juan XXIII a la fecha?…

Antes de que lo preguntemos o siquiera alguien lo sugiera, el propio director de Info Católica se “cura en salud”:

«irá al cubo de la basura cualquier comentario que sugiera, siquiera indirectamente, que el Concilio Vaticano II o los últimos Papas han cambiado sustancialmente doctrinas definidas infaliblemente por el magisterio anterior.» 


José Manuel Vidal, director de Religión Digital, ha escrito un artículo para defender a quienes no tienen defensa, para reivindicar a quienes, en mi opinión, deberían de haber sido disciplinadas hace tiempo por su pertinaz oposición al Magisterio de la Iglesia en temas tan delicados como el aborto, la contracepción, las relaciones homosexuales y la cuestión de la ordenación sacerdotal, que como el Beato Juan Pablo II dijo, atañe a “la misma constitución divina de la Iglesia”.

Dice Vidal:

No cuestionan dogmas, sólo piden una Iglesia que no discrimine a la mujer y que, por lo tanto, le permita el acceso al sacerdocio. Con todos los honores y todas las de la ley. Porque la prohibición del sacerdocio femenino no es un dogma, por mucho que algunos consideren que Juan Pablo II cerró la cuestión. Lo que un Papa cierra otro lo puede abrir. Ejemplos sobrados hay en la historia reciente de la Iglesia.

Y al decir eso, demuestra una ignorancia supina. Los Papas pueden abrir y cerrar lo que les dé la real gana -obviamente no caprichosamente- en cuestiones disciplinares. Es decir, un Papa podría decretar mañana mismo, o dentro de diez años, que el celibato no es un requisito obligatorio para ser ordenado sacerdote en la Iglesia de rito latino. Es altísimamente improbable que tal cosa ocurra en lo que queda de historia de la Iglesia antes de que Cristo vuelva, pero tal medida entra dentro de la potestad del Vicario de Cristo.

Sin embargo, ningún Papa puede negar o cambiar sustancialmente una doctrina que pertenezca al depósito de la fe y que haya sido definida infaliblemente. No toda doctrina que cumpla con esas características es dogma de fe, en el sentido de que su negación pertinaz no acarrea el anatema inmediato y la excomunión, pero el grado de certeza y de firmeza de la misma es tal que no admite su revocación.

¿Cuál es el grado de la doctrina que afirma que el sacramento del orden sacerdotal está reservado solo para los varones? Pues primero leemos lo que escribió el Papa Juan Pablo II en su carta apostólica Ordinatio Sacerdotalis. Su último punto es muy contundente:

4. Si bien la doctrina sobre la ordenación sacerdotal, reservada sólo a los hombres, sea conservada por la Tradición constante y universal de la Iglesia, y sea enseñada firmemente por el Magisterio en los documentos más recientes, no obstante, en nuestro tiempo y en diversos lugares se la considera discutible, o incluso se atribuye un valor meramente disciplinar a la decisión de la Iglesia de no admitir a las mujeres a tal ordenación.
Por tanto, con el fin de alejar toda duda sobre una cuestión de gran importancia, que atañe a la misma constitución divina de la Iglesia, en virtud de mi ministerio de confirmar en la fe a los hermanos (cf. Lc 22,32), declaro que la Iglesia no tiene en modo alguno la facultad de conferir la ordenación sacerdotal a las mujeres, y que este dictamen debe ser considerado como definitivo por todos los fieles de la Iglesia.

Nótese que el propio Papa advierte que no estamos ante una cuestión disciplinar. Esto no es el celibato, señores míos. Esto es algo que afecta a la esencia misma de la propia Iglesia. Y siendo así, la afirmación de Juan Pablo II tiene todas las características propias de una declaración irreformable pero no nueva, ya que lo que él decreta lo ha enseñado previamente la Iglesia de forma infalible.

Esto no lo digo yo. Lo dice la Congregación para la Doctrina de la Fe, en respuesta a quienes preguntaron precisamente sobre la Ordinatio Sacerdotalis. La respuesta es clara y rotunda:

Después de la publicación de la Carta Apostólica Ordinatio sacerdotalis, algunos teólogos, diversos grupos de sacerdotes y religiosos, como también algunos ambientes y asociaciones del laicado católico han manifestado reacciones problemáticas o negativas en relación con dicho documento pontificio, poniendo en discusión el carácter definitivo de la doctrina sobre la inadmisibilidad de las mujeres al sacerdocio ministerial y la pertenencia de esa doctrina al depósito de la fe.
La Congregación para la Doctrina de la Fe ha considerado necesario disipar las dudas y reservas al respecto mediante el Responsum ad dubium, que el Santo Padre ha aprobado y ordenado su publicación y que es del siguiente tenor:
Respuesta a la pregunta acerca de la doctrina contenida en la Carta Apostólica “Ordinatio Sacerdotalis”
Pregunta: Si la doctrina, según la cual la Iglesia no tiene facultad de conferir la ordenación sacerdotal a las mujeres, propuesta en la Carta Apostólica Ordinatio Sacerdotalis como dictamen que debe considerarse definitivo, se ha de entender como perteneciente al depósito de la fe.
Respuesta: Afirmativa.
Esta doctrina exige un asentamiento definitivo puesto que, basada en Palabra de Dios escrita y constantemente conservada y aplicada en la Tradición de la Iglesia desde el principio, ha sido propuesta infaliblemente por el Magisterio ordinario y universal (cf. Conc. Vaticano II, Const. dogm. Lumen gentium, 25, 2). Por consiguiente, en las presentes circunstancias, el Sumo Pontífice, al ejercer su ministerio de confirmar en la fe a los hermanos (cf. Lc 22,32) ha propuesto la misma doctrina con una declaración formal, afirmando explícitamente lo que siempre, en todas partes y por todos los fieles se debe mantener, en cuanto perteneciente al depósito de la fe.
El Sumo Pontífice Juan Pablo II, durante la Audiencia concedida al infrascripto Cardenal Prefecto, ha aprobado la presente Respuesta, decidida en la reunión ordinaria de esta Congregación, y ha ordenado su publicación.
Roma, en la sede de la Congregación para la Doctrina de la Fe, el 28 de octubre de 1995.
+ Joseph Card. Ratzinger
Prefecto
+ Tarsicio Bertone
Arzobispo emérito de Vercelli

En la web del Vaticano se puede ver otro documento de la Congregación para la Doctrina de la Fe sobre la carta apostólica del Beato Juan Pablo II. Cito un párrafo que me parece fundamental para que todo el mundo entienda que este asunto no va a cambiar jamás:

Ante este preciso acto magisterial del Romano Pontífice, explícitamente dirigido a toda la Iglesia Católica, todos los fieles tienen el deber de prestar su asentimiento a la doctrina enunciada. Y a este propósito, la Congregación para la Doctrina de la Fe, con la aprobación del Papa, ha dado una respuesta oficial sobre la naturaleza de ese asentimiento. Se trata de un pleno asentimiento definitivo —es decir, irrevocable—, a una doctrina propuesta infaliblemente por la Iglesia. En efecto, como explica la Respuesta, este carácter definitivo deriva de la verdad de la misma doctrina porque, fundada en la Palabra de Dios escrita y constantemente mantenida y aplicada en la Tradición de la Iglesia, ha sido propuesta infaliblemente por el Magisterio ordinario universal (cfr. Const. Lumen gentium, 25). Por eso, la Respuesta afirma que esta doctrina pertenece al depósito de la fe de la Iglesia. Se debe subrayar, pues, que el carácter definitivo e infalible de esta enseñanza de la Iglesia no ha nacido de la Carta Ordinatio sacerdotalis. En esa Carta, como también explica la Respuesta de la Congregación para la Doctrina de la Fe, el Romano Pontífice, teniendo en cuenta las circunstancias actuales, ha confirmado la mencionada doctrina mediante una declaración formal, enunciando de nuevo quod semper, quod ubique et quod ab omnibus tenendum est, utpote ad fidei depositum pertinens. En este caso, un acto del Magisterio ordinario pontificio, por sí solo y en sí mismo no infalible, atestigua el carácter infalible de la enseñanza de una doctrina ya poseída por la Iglesia.

A quienes se niegan a aceptar en su fuero interno una doctrina perteneciente a la fe católica que ha sido definida infaliblemente por el Magisterio, de poco vale mostrarles que esa doctrina jamás podría ser cambiada. Les da igual que se les cite incontables documentos magisteriales. Con decir “un Papa puede cambiar eso” tienen suficiente. Pero al decir tal cosa, demuestran no tener ni repajolera idea de lo que es un Papa, de cuál es su función en la Iglesia y de cuál es larelación entre la Escritura, la Tradición y el Magisterio, incluso en su más alto grado como es el caso del pontificio.
Las monjas rebeldes de EE.UU deberían tener dos opciones. O aceptar, por gracia, lo que la Iglesia enseña -Dios lo haga posible- o coger la puerta y largarse. Y si no quieren largarse, creo que lo mejor sería secularizarlas. Me temo que no ocurrirá nada de eso. Sospecho que a pesar de que Roma ha intervenido, finalmente se optará por dejar que la biología cumpla el papel que no se ha querido que ocupe el código de derecho canónico. Ojalá me equivoque. Ojalá se impida que la heterodoxia siga campando a sus anchas entre el rebaño del Señor pastoreado por Pedro. No podemos ser verdadera luz del mundo si permitimos que las tinieblas del error acampen entre nosotros. Al menos así lo creo. Si en algo me equivoco y voy contra el magisterio de la Iglesia, téngase por no dicho.

***


Hace unas horas Info Católica subió la siguiente nota supuestamente del vaticanista senior Andrea Tornielli y luego la dio de baja, ahora sólo aparece una pregunta de un navegante del blog: ¿qué pasó con esta noticia?

Pero la nota fue rescatada por el blog sotodelamarina.com:

Andrea Tornielli asegura que Mons. Fellay ha firmado el preámbulo doctrinal propuesto por la Santa Sede

El vaticanista italiano Andrea Tornielli asegura que la respuesta de la Fraternidad de San Pío X ha llegado al Vaticano y es positiva. Según fuentes recogidas por Vatican Insider el superior de los lefebvrianos, el obispo Bernard Fellay, ha firmado el preámbulo doctrinal que la Santa Sede había propuesto el pasado mes de septiembre, como condición para llegar a la plena comunión y la regularización canónica. Una confirmación oficial tendría que llegar en las próximas horas.
15/08/12 9:09 PM


(Andrea Tornielli/Vatican Insider) Según parece, el texto del preámbulo enviado por Fellay propone algunos cambios no sustanciales respecto a la versión que habían entregado las autoridades vaticanas: como se recordará, la misma Comisión Ecclesia Dei no había querido hacer público el documento (dos páginas más bien densas), precisamente porque cabía la posibilidad de introducir posibles pequeños cambios a condición de que no fuera alterado el sentido del mismo.
En sustancia, el preámbulo contiene la «professio fidei», la profesión de fe solicitada a quien asume un oficio eclesiástico. Y por lo tanto establece que hay que rendir «un religioso obsequio de la voluntad y del intelecto» a las enseñanzas que el Papa y el colegio de los obispos «proponen cuando ejercitan su magisterio auténtico», incluso cuando no son proclamadas y definidas de manera dogmática, como en el caso de la mayor parte de los documentos del magisterio. La Santa Sede ha repetido más de una vez a sus interlocutores de la Fraternidad de San Pío X que suscribir el preámbulo doctrinal no significaría poner fin a la «legítima discusión, el estudio y la explicación teológica de cada una de las expresiones o formulaciones presentes en los documentos del Concilio Vaticano II».
Ahora el texto del preámbulo con las modificaciones propuestas por Fellay, y por él suscrito en calidad de superior de la Fraternidad de San Pío X, será sometido a Benedicto XVI, que el día siguiente de su octogésimo quinto cumpleaños y la víspera del séptimo aniversario de la elección recibe una respuesta positiva de los lefebvrianos. Una respuesta que él había deseado y esperado durante mucho tiempo, que en las próximas semanas pondrá la palabra fin a la herida abierta en 1988 con las ordenaciones episcopales ilegítimas celebradas por el arzobispo Marcel Lefebvre.
No se excluye que la respuesta de Fellay sea examinada por los Cardenales de la Congregación para la Doctrina de la fe, en la próxima reunión de la «Feria quarta». Mientras será necesaria alguna semana más para que tenga lugar la colocación canónica: la propuesta más probable es la de instituir una «prelatura personal», figura jurídica introducida en el Código de Derecho Canónico en 1983 y hasta ahora utilizada solamente en el caso del Opus Dei. El prelado depende directamente de la Santa Sede. La Fraternidad de San Pío X seguirá celebrando la misa según el misal antiguo, y formando a sus sacerdotes en sus seminarios.

***


 Sí, pero no… y no pero sí…

(Nota transcrita de “Católicos on line”)

Es por ello –resume Fellay– que nos vemos obligados a decir que no. No firmaremos. Estamos de acuerdo con el principio, pero consideramos que las conclusiones son contrarias»

El superior de los lefebvrianos, monseñor Bernard Fellay, dijo este jueves durante una homilía en el seminario tradicionalista Santo Tomás de Aquino de Winona, Minnesota, que la Sociedad Sacerdotal San Pío X «está obligada a decir que no» a la propuesta de reconciliación del Vaticano. La homilía fue publicada en el sitio del seminario.

Monseñor Fellay explicó a sus seguidores que la Santa Sede «ha aceptado todas nuestras peticiones», desde el punto de vista organizativo y práctico, mejorando así la propuesta que había hecho el 14 de septiembre del año pasado, pero que desde el punto de vista doctrinal todavía existe una profunda distancia. La Pontificia Comisión Ecclesia Dei, encargada de las relaciones con los grupos tradicionalistas, según Fellay, pide a los lefebvrianos que acepten los «puntos controvertidos del Concilio (puntos ambiguos sobre los que hay discrepancias), como el ecumenismo y la libertad religiosa, que deben ser interpretados siguiendo la doctrina perpetua de la Iglesia. Si, pues, hay algo ambiguo en el Concilio, debéis leerlo como la Iglesia ha enseñado a hacerlo durante la historia».

El problema, para el superior de los lefebvrianos, es que, como ejemplo de continuidad entre la doctrina tradicional de la Iglesia y las enseñanzas del Concilio Vaticano II, se plantean el ecumenismo y la libertad religiosa «tal y como se interpretan en el Catecismo de la Iglesia católica, que son exactamente los puntos que nosotros rechazamos del Concilio».

La respuesta de los lefebvrianos fue enviada a Roma y ahora se encuentra en la Comisión Ecclesia Dei, que la está analizando: «Están reflexionando todavía, lo que quiere decir que se encuentran, probablemente, indecisos», comenta el superior tradicionalista. «Hemos dicho claramente que si nos aceptan tal y como somos, sin cambios, sin obligarnos a aceptar estas cosas, estamos listos. Pero si quieren hacernos aceptar estas cosas, entonces no lo estamos –concluyó».

«Creo que no podría haber una confusión mayor», comenta en tono irónico el líder tradicionalista, al indicar que las palabras “tradición” y “coherencia” tienen un significado para la jerarquía católica con respecto al que le atribuyen los lefebvrianos. «Es por ello –resume Fellay– que nos vemos obligados a decir que no. No firmaremos. Estamos de acuerdo con el principio, pero consideramos que las conclusiones son contrarias

DIARIO PAMPERO Cordubensis
INSTITUTO EREMITA URBABUS
Córdoba de la Nueva Andalucía, 18 de agosto del Año del Señor de 2012. FIESTA de SAN AGAPITO, Mártir. Derramó su sangre por la fe, cuando apenas contaba 15 años a mediados del siglo III, en Palestina. Sopla el Pampero, ¡VIVA LA PATRIA! ¡LAUS DEO TRINITATI! ¡VIVA HISPANOAM-ÉRICA LIBRE, JUSTA Y SOBERANA! ¡OJALÁ PUEDAS DE GUSTAR LAS COSAS DE DIOS, COMPRENDER LA VANIDAD DEL MUNDO Y PREVER LOS SUPLICIOS DEL INFIERNO! (SAN BERNARDO DE CLARAVAL). Gspp*